Garantías

Garantías generales MATSOFA:

Todos los productos MATSOFA están garantizados en el ámbito nacional, frente a defectos de fabricación durante el plazo de dos (2) años desde la fecha de compra del producto (Art. 123 RDLGDCU 1/2007), excepto en aquellos productos para los que se indique un plazo superior, ofreciendo a nuestros consumidores y usuarios la reparación, sustitución, rebaja del precio o resolución del contrato según corresponda en los términos legalmente establecidos.

La garantía MATSOFA es totalmente gratuita e incluye los costes de portes y de materiales, mano de obra y reparación, gastos de envío o cambio del artículo defectuoso. El documento de garantía de su nuevo sofá será su factura de compra, por lo cual, es necesario que el cliente conserve dicho documento durante el periodo cubierto por la garantía del producto. Asimismo, en el correo de confirmación de la entrega del pedido se enviará una copia del contrato que deberá de conservar para posibles reclamaciones futuras.

El prestador responderá de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la fecha de compra del producto. El consumidor y usuario deberá informar al vendedor de la falta de conformidad en el plazo de dos (2) meses desde que tuvo conocimiento de ella.

No se incluyen las deficiencias ocasionadas por negligencias, golpes, uso o manipulación indebida, instalación incorrecta no efectuada por el servicio técnico autorizado MATSOFA o materiales sometidos a desgaste por su uso normal.

Debe tener en cuenta que esta garantía únicamente se aplicará en la dirección de entrega del pedido. En caso de que el artículo sujeto a garantía haya sido trasladado a una dirección diferente a la dirección donde fue entregado a la compra del producto, será responsabilidad exclusiva del cliente que dicho traslado no haya afectado al estado del artículo objeto de una posible reclamación. Para cualquier reclamación será responsabilidad del cliente transportar la mercancía hasta el domicilio original de entrega de la mercancía.

Esta garantía quedará invalidada en caso de daños producidos por:

  • Transporte, accidentes, usos impropios y otros daños no debidos al normal uso del producto por parte del cliente tras la entrega de la mercancía. Esta garantía solo cubre los desperfectos por transporte ocasionados antes de la recepción del material.
  • Quemaduras, cortes, roces, arrugas, señales, arañazos u otros daños causados por animales o por un uso inadecuado del producto.
  • Contacto con productos químicos (ácidos, disolventes, tintes, pintura, amoníaco, lacas u otros productos de peluquería...), tratamiento con productos de limpieza no indicados para la tapicería del producto. Es responsabilidad del cliente prestar atención a las indicaciones de composición y limpieza de las tapicerías, reflejadas en las etiquetas del producto.
  • Deterioro del color por exposición del producto a la acción de los rayos solares u otras fuentes de calor.

El cuero es un producto natural y por tanto se halla expuesto a ligeras modificaciones en su color, textura y elasticidad. La presencia de pliegues, marcas o la presencia de leves cambios en el color, son características del cuero natural que, por tanto, no podrán considerarse como defectos de fabricación, quedando excluidas de esta garantía. Así mismo, los sofás en piel natural en blanco o un tono muy claro, sufrirán modificaciones de tono con el paso del tiempo, que no serán motivo de cambio.

En los sofás de piel en color blanco, blanco roto o colores muy claros, se deberá tener en cuenta que con el paso de los años, su uso y la exposición a fuentes de luz artificial o natural, pueden presentar un tono ligeramente amarillento. Se trata de un comportamiento natural de la piel y su aparición no se considerará como un defecto del producto.

En el caso de sofás o sillones relax, debido a la presencia de guías metálicas que componen los sistemas deslizantes de los asientos, es posible que al sentarse, el roce de estas guías produzca un leve sonido. Este sonido no constituirá motivo de devolución del producto.

En caso de haber alguna incidencia con un producto, el cliente deberá tener en cuenta que la el artículo se recogerá del mismo modo que ha sido entregado tras su compra. De esta manera, si se ha recibido un sofá con entrega a pie de calle, la recogida de dicha mercancía para su reposición también se realizará a pie de calle.