¿Es piel sintética? ¿Es polipiel? Es Skintouch, un textil idéntico a la piel.

Superando a la piel sintética y la polipiel, las fibras naturales transforman las opciones de tu sofá con un tapizado textil que emula la piel animal añadiéndole las últimas prestaciones en durabilidad, resistencia a las manchas y fácil mantenimiento. Skintouch es el superhéroe de los tapizados, una revolucionaria tela que, entre otras muchas ventajas, no utiliza piel animal. Te lo contamos.

Skintouch es un tapizado de alto rendimiento original de MATSOFA. No es piel pero tiene el mismo tacto agradable, el mismo aspecto y la misma textura aunque producido enteramente con fibras vegetales. Similar a la piel natural en su superficie, este tejido revolucionario se diferencia de la polipiel o la piel sintética en que, al estar hecho de fibras naturales, es totalmente transpirable y mucho más fresco incluso que la piel natural.

Fabricado en algodón de la más alta calidad, Skintouch es revolucionario por su composición y su proceso de fabricación, según los principios de la nanotecnología. Esto le permite emular la piel natural pero añadiéndole la resistencia y el fácil mantenimiento de la tela. La composición molecular de Skintouch hace que los posibles daños producidos por abrasiones, desgaste o por repetidos lavados queden limitados solo a ciertas moléculas afectadas, sin perjudicar ni alterar las zonas adyacentes.

Tapizado de gran resistencia para sofás y sillones en símil piel

Skintouch es altamente resistente a la radiación solar, lo que hace que su composición de origen orgánico conserve todas sus propiedades de tacto y transpiración, manteniendo estable el color a lo largo del tiempo aunque el sofá o la butaca fabricados en él estén expuestos al sol. Además, por su composición y tecnología, el color de los tapizados Skintouch resiste perfectamente el contacto con la transpiración, evitando que los tintes sean transferidos y que puedan quedar diluidos produciéndose zonas decoloradas.

Si estás pensando en comprar un sofá de piel Skintouch es la clave de un sofá duradero, siempre en las mejores condiciones. Tanto es así que MATSOFA lo avala con 5 años de garantía en sus sofás y sillones más resistentes. Esto es porque, si bien los tapizados de alta calidad suelen resistir unos 30.000 ciclos de sentada, los sofás tapizados con Skintouch resisten… ¡hasta 50.000 ciclos! La vida familiar más activa no podrá con los sofás fabricados en este tejido por lo que ya no tienes excusa: puedes adquirir un sofá de piel y disfrutarlo como si fuera tela.

Finalmente, esta naturaleza textil de Skintouch le permite un mantenimiento extremadamente fácil al ser un tejido antimanchas muy fácil de lavar. En caso de mancharse un sofá o sillón tapizado en este particular símil piel, un trapo húmedo será suficiente en la mayoría de las ocasiones. Aun así, incluso con limpieza en seco, el sofá quedará como nuevo. ¿Es o no todo un superhéroe al rescate de las familias?