Trucos para meditar desde tu sofá

¿Sabías que meditar unos minutos cada día puede ayudarte a tener más confianza en ti mismo y a mejorar tu relación con los demás? En MATSOFA queremos poner nuestro granito de arena en tu crecimiento personal acercándote trucos para meditar desde el sofá. Sigue leyendo porque el mindfulness, también conocido como la Atención Plena, puede cambiar tu vida. Aunque te parezca increíble, solo unos 30 minutos de meditación ayudan a reducir los síntomas de la ansiedad o depresión y, a largo plazo, contribuyen a superar las crisis de la vida moderna con más facilidad. Y todo empieza, simplemente, por la respiración…

Antes de nada, centrémonos en el vehículo. Si quieres comprar un sofá de calidad que te garantice las meditaciones más cómodas, te recomendamos que apuestes por modelos de cojines amplios y confortables, como nuestros sillones de piel Lesaka o las butacas y sofás relax Balboa. La clave es tener máxima libertad para cruzar las piernas con la espalda recta, idealmente en la posición “flor de loto”. Si eres más purista y prefieres la meditación en el suelo, no dudes en servirte del sofá como respaldo para mantenerte en contacto con lo que te rodea.

Y ahora sí, te detallamos los trucos para meditar desde el sofá, 6 pasos que no debes saltarte:

1. Encuentra un lugar tranquilo

Como primera clave para meditar desde el sofá, asegúrate de que a tu alrededor reina el silencio para que puedas crear el ambiente acogedor que necesitas. Para disfrutar de la máxima tranquilidad, sintiéndote seguro y en paz, puede ayudar música suave, el aroma de las flores o el incienso.

2. Siéntate relajadamente

Como te decíamos, debes sentarte con las piernas cruzadas, idealmente en “flor de loto”, sobre tu sofá cómodo o en el suelo. Lo principal es que te liberes de todas las tensiones, manteniendo los hombros y brazos relajados, para respirar hondo sin obstrucciones. Ahora junta el dedo corazón y el pulgar de cada mano, dejándolas reposar sobre las rodillas con las palmas hacia arriba. No pases por alto este detalle porque, según los expertos, es el que te ayudará a establecer la conexión necesaria entre cuerpo y mente.

3. Centra la mirada

Con los ojos abiertos elige un punto donde fijar la mirada, notando cómo poco a poco vas dejando la mente en blanco. La llama de una vela es una buena opción en la que concentrarte para hacer desaparecer las distracciones. Si durante la meditación en el sofá cruza por tu cabeza algún pensamiento, vuelve a analizar cada detalle de la llama o del elemento en el que te has concentrado.

4. Respira y libérate

Respira profundamente por la nariz, sintiendo cómo el aire entra y sale de tus pulmones mientras sigues concentrado en ese punto que has elegido. Cada pensamiento que pase por tu mente has de observarlo y dejarlo ir, sin juzgarte en ningún momento. Si te cuesta relajarte, puede ayudarte repetir algún mantra mientras respiras, como el conocido “aom”.

5. Visualízate en positivo

El siguiente paso de estos trucos para meditar en el sofá consiste en empezar a verte como el protagonista de pensamientos e imágenes positivas, recreándote con esas ideas y manteniéndolas durante unos minutos. Una de ellas puede ser visualizar tu cuerpo dentro de una esfera de luz, que te ayudará a conectarte con el universo y el momento presente: o lo que es lo mismo, la Atención Plena, o mindfulness.

6. Cierra los ojos

Para terminar, cierra los ojos durante unos segundos, dejándote invadir por el silencio y la paz interior. Al abrirlos, seguro que sentirás que algo ha cambiado. Recuerda que el objetivo final es entenderte mejor a ti mismo, sin juzgarte, y conseguir la paz interior que contribuirá también a mejorar tus relaciones.

La meditación desde el sofá puede parecer complicada al principio pero para conseguir los mejores resultados solo se requiere constancia y paciencia. Los expertos recomiendan dedicarle unos 10 minutos por la mañana y otros tantos por la noche, teniendo en cuenta especialmente los beneficios de meditar antes de dormir. En los primeros días, comenzarás a notar sus efectos sintiéndote más seguro y capaz de realizar tus sueños, pero es necesario cambiar hábitos para percibir cambios más allá: las mejoras pueden afectar a la presión arterial e incluso a tu sistema digestivo, sin olvidar a las personas de tu entorno, que también se verán beneficiadas por tu evolución.

Desde MATSOFA, tu tienda de sofás online, te invitamos a romper con las prisas de nuestro agitado ritmo de vida y apostar por esos imprescindibles momentos de relax. No lo pienses más y haz de la meditación tu rutina y del sofá, tu gran apoyo.